¿La leche de cabra tiene lactosa?

La leche de cabra SI contiene lactosa. Aproximadamente un 10% menos que la leche de vaca, pero tiene. La lactosa se puede encontrar en casi toda la leche producida por los mamíferos, incluyendo la leche materna. Una intolerancia a la lactosa causa síntomas debidos a la lactosa mal digerida.

Pero, ¿es igual la lactosa de la leche de vaca que la de la leche de cabra? Si eres intolerante a la lactosa, seguro te interesa leer esto.

Leche de cabra con lactosa

¿Es igual la lactosa de la leche de cabra que la de vaca?

La lactosa es una fuente importante de carbohidratos y nos proporciona energía, sobre todo en niños y bebés, ya que es base para el crecimiento y desarrollo saludable de su bebé o niño pequeño. Esta se puede encontrar en casi toda la leche producida por los mamíferos, incluyendo la leche materna, que es de donde los niños deben obtener la lactosa.

Una intolerancia a la lactosa causa síntomas debidos a que nuestro cuerpo la digiere mal. Como la leche materna también contiene lactosa de forma natural, es muy poco probable que su bebé o niño pequeño tenga intolerancia a la lactosa.

Hace muchos años, la leche de cabra era uno de los pocos sustitutos de la leche que podían utilizar personas con alergias a la leche de vaca. Hoy sabemos que las personas alérgicas a la leche de vaca pueden reaccionar también a la leche de cabra. Así que hay mejores sustitutos que la leche de cabra para los individuos que no toleran la leche de vaca. La leche de cabra también contiene lactosa y por lo tanto alguien que tiene verdadera intolerancia a la lactosa no le iría bien en la leche de cabra. Pero hay gente que ha hecho este cambio y ha podido tomar leche de cabra sin problemas. ¿Entonces? ¿Podemos tomar leche de cabra si somos intolerantes a la lactosa?

Entonces, si soy intolerante ¿no puedo tomar leche de cabra?

La leche de cabra tiene lactosa así como la leche de vaca y la leche humana. Pero hay muchas personas intolerantes que al tomar leche de cabra no tienen los mismos síntomas que al tomar la de vaca.  ¿Cuál es la razón?

  1. Se ha llegado a la conclusión de que esta leche puede ser mas digestible que la de vaca. La leche de cabra se absorbe de manera más completa y fácil que la de vaca. En este caso, esta deja menos residuos no digeridos en el colon. Estos residuos son los que fermentan en ahí y provocan esos síntomas tan incómodos que caracteriza la intolerancia a la lactosa.
  2. Otra de las razones puede ser que se confunda la intolerancia a la lactosa con la alergia a la proteína alfa S1 caseína. Una de cada diez personas sufren esta alergia. Esta tiene unos síntomas muy similares a la intolerancia a la lactosa por lo que puede confundirse. Es una proteína que tiene la leche de vaca pero no la de cabra, por ello, aquellos que cambian a la leche de cabra dejan de tener esos síntomas.
  3. También puede ser por que la leche de cabra es más fácil de digerir. Ello se debe a la cuajada de caseína que es más blanda que la que se encuentra en la leche de vaca, y por ello es mejor aceptada por nuestro organismo. También la hace más digerible el tamaño de los glóbulos de grasa que es menor en la de cabra.
  4. La leche de cabra contiene más ácidos grasos esenciales y ácidos grasos de cadena corta y media que la de la vaca. Esta leche se absorbe mejor en nuestro sistema digestivo ya que las lipasas atacan a los enlaces de ésteres de esos ácidos grasos. Más fácil que los de cadena larga como los de la leche de vaca. Además, esta no contiene aglutinina, lo que hace que esos glóbulos de grasa no se agrupen. Todo ello hace que la leche de cabra sea mucho más fácil de digerir.

Lactosa de vaca

Por todo ello, la leche de cabra puede no ser una alternativa para aquellos intolerantes a la lactosa, pero que no te sorprenda si pruebas a tomarla y no tienes ningún síntoma.

La leche de cabra es una leche nutritiva y una buena opción para aquellos que pueden ser más sensibles a la leche de vaca. También es una muy buena fuente de calcio dietético. Y es que tiene hasta un 13% más de calcio que la de vaca. La leche de cabra puede ayudarnos a prevenir problemas como la hipertensión arterial o la osteoporosis. También puede venir bien a mujeres con menopausia.

Si son los pequeños los que sufren la intolerancia a la lactosa, suele ser mejor alternativa la leche de cabra que la leche vegetal, como puede ser la de soja. Esta es más natural y la leche vegetal puede ser causar reacciones más adversas que la de vaca si se tiene intolerancia a las proteínas de la leche de vaca.

No es fácil encontrar la leche de cabra en grandes superficies, pero cada vez se pueden encontrar más marcas que comercializan este tipo de leche:

Puleva Leche de Cabra Semidesnatada - 6x1 L
  • Puleva Cabra, con grandes ventajas nutricionales al ser rica en triglicéridos,...
  • Con mayor proporción de oligosacáridos y con una gran cantidad de efectos...
  • Además la leche de cabra favorece la absorción de hierro y es de fácil...

Otras aportaciones de la leche de cabra

La leche de cabra además nos aporta otras muchas cosas más que la leche de vaca como:

  • Tiene un 13% más de calcio que la leche de vaca
  • Tiene un 134% más de potasio
  • Tiene un 25% más de vitamina B6
  • Tiene una 350% más de niacina
  • Tiene un 27% más de selenio
  • Tiene un 47% más de vitamina A
  • Es rica en cloruro, manganeso y cobre
  • Con la leche de cabra evitamos tomar las “famosas” hormonas de crecimiento bovino (BGH)

Por todas estas razones, seas o no intolerante a la lactosa, es mejor tomar leche de cabra. Tu sistema digestivo te lo agradecerá.

Si eres intolerante a la lactosa, puedes probar a cambiar a la leche de cabra empezando por pequeñas dosis e ir viendo como te sienta. Puede que tu cuerpo lo digiera bien o incluso que lo que sufrías no era una intolerancia si no una alergia a la proteína de la vaca…


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No hay votos aún, sé el primero)

Cargando…


Deja un comentario