Ideas de Desayuno Macrobiótico

El desayuno macrobiótico nos ayudará a empezar el día lleno de energía. Una manera saludable de romper el ayuno nocturno y reactivar las funciones de nuestro aparato digestivo de manera suave y progresiva.

Además, con estos desayunos macrobióticos evitaremos esos bajones de azúcar a media mañana que sufren la mayoría de las personas. Algo que creemos que es normal a esa hora del día sin saber que es algo que es un bajón que podemos evitar gracias a un buen desayuno.

 

💪 Claves de un buen desayuno macrobiótico

Los alimentos en los que se basa la dieta macrobiótica, y por tanto sus desayunos, son:

  • Cereales integrales.
  • Productos naturales ecológicos
  • Frutas y verduras de temporada y proximidad si es posible
  • Frutos secos y semillas
  • Algas
  • Proteínas de origen vegetalideas de desayunos macrobioticos

Es importante, si vas a tomar desayunos macrobióticos para adelgazar, que tengamos en cuenta la cena del día anterior: si fue una cena copiosa y con alimentos animales nos sentiremos más cansados o incluso irritables a la hora de levantarnos. En esta situación, se recomienda desayunar un jugo de frutas o jugos verdes para ayudar a nuestro sistema digestivo.

También es importante la hora que nos acostamos el día anterior: Si nos acostamos muy tarde nos puede suceder lo mismo, ya que el tiempo transcurrido entre la cena y el desayuno será poco.

Por ello, las claves de un buen desayuno macrobiótico son:

  • Cenar pronto
  • Cenar alimentos de origen vegetal
  • Cenar aproximadamente unas 3 horas antes de ir a la cama
  • Acostarnos pronto

Con estas pautas nuestro cuerpo y sistema digestivo podrá recuperarse durante el sueño. Nos levantaremos con más energía y mucho más ligeros ya que no habrá tenido que gastar apenas energía para la digestión.

Ahora vamos a ver varios ejemplos de desayunos macrobióticos fáciles.

👌 Desayunos macrobióticos fáciles

Aquí os mostramos varias opciones de desayunos macrobióticos fáciles para añadir a vuestro día a día.

  • OPCIÓN 1: Un jugo de verduras con algas y tortas de arroz con queso de tofu
  • OPCIÓN 2: Un jugo de verduras y una rebanada de pan de harina ecológica y masa madre con paté de tahin
  • OPCIÓN 3: Una taza de té verde bancha y un salteado de cereales y verduras
  • OPCIÓN 4: Un jugo de frutas y crepes de trigo sarraceno
  • OPCIÓN 5: Un batido de aguacate y melón con espirulilna y un arroz integral cocido con leche de almendras y un poco de canela
  • OPCIÓN 6: Un jugo verde y un bol de sopa miso
  • OPCIÓN 7: Un té verde kokucha y una compota de manzana y pera.

Desayuno macrobiótico para invierno

En invierno o días de frío puede que nos apetezcan más unas cosas que otras que son más recomendables en verano. Por ejemplo, en un desayuno macrobiótico en invierno:

  • Cambiaríamos los jugos de frutas por bebidas calientes (té o café)
  • Las cremas de cereales frescas por cremas calientes

Un desayuno de invierno podría ser:

  • Un café y pan integral con queso de tofu
  • Té verde bancha y sopa de miso
  • Una taza de té verde kukicha y porridge de mijo con ciruelas y wakame
  • Té verde bancha y sopa de calabaza con wakame y azuki
  • Té verde kukicha y sopa de miso con fideos de trigo sarraceno

 

🚀 Desayunos macrobióticos rápidos

No es recomendable desayunar rápido. De hecho, el estilo macrobiótico aconseja tomarnos nuestro tiempo para desayunar.

Pero hay días que es inevitable tener que desayunar rápido y corriendo por alguna urgencia, por que nos hemos dormido o por cualquier otra razón.

Para estos casos, os mostramos algunas opciones para poder desayunar rápido sin dejar de lado vuestra dieta macrobiótica. Aunque insistimos, no es una opción recomendada para hacerla todos los días. Solo de forma esporádica.

1. Si eres de los que le gusta desayunar líquido podrás contar está receta rápida ya la tendrás lista en tan solo unos minutos.

La dieta macrobiótica nos permite tomar té e infusiones por lo que una de las ideas para un desayuno super rápido sería prepararte tú te o infusión favorita. Recomendamos una infusión de romero, de gusta más el dulce, o un té.

2. Unos frutos secos sin azúcar. Recogerlos un puñado de frutos secos para desayunar que podemos tomar los incluso mientras vamos al trabajo.

3. Tortas de arroz. Dónde prácticamente ya en cualquier supermercado y son ligeras a la par que saciables. Si no nos agrada del todo su sabor podemos acompañarla de algún paté vegetal o si preferimos el dulce, de alguna mermelada natural.

4. Si eres de los que les gusta desayunar con pan hazte con un pan integral de calidad. Para desayunar puedes probar con esta receta de mantequilla de cebolla para untarla en tus tostadas. Lo que necesitamos para esta receta solo un par de cebollas dulces cortadas en finas rodajas.

Las echamos en una olla de acero con agua hasta la mitad y las ponemos a cocer a fuego lento debemos ir mirando para comprobar que no se llega a quemar. Al final se quedará espeso y con un aspecto y sabor de caramelizado.

Pasteles de mantequilla lleva varias horas por lo que recomendamos realizar la la noche anterior y guardarla en un bote de vidrio o cristal para poder desayunar lo rápidamente cada mañana, y un tostadas en solo segundos. Recuerda mantenerlo siempre en la nevera

5. Por último otro desayuno que puede ser muy rápido y para el que no nos hace falta cocinar es tomar unas Baby Carrots, es decir, zanahorias pequeñas, o si preferimos podemos desayunar apio.

 

🍲 Recetas para desayunos macrobióticos para adelgazar

En los desayunos macrobióticos es típico las cremas. Y son los platos que conllevan elaboración. Por ello, vamos a mostrar un par de recetas para que las podáis incluir desde ya mismo en vuestros desayunos. Una de las que más nos gusta es la crema arroz.

Crema macrobiótica de trigo sarraceno

Crema de arroz

Las crema de arroz es fácil de hacer pero tarda. Lo mejor es hacerlo el día anterior para tener el desayuno listo cuando te levantes.

INGREDIENTES:

  • 1 taza de arroz integral
  • 8 tazas de agua
  • 1 trozo de alga kombu

PREPARACIÓN:

  1. Lava 3 veces el arroz
  2. Coloca el alga en el fondo de una olla, el arroz y el agua
  3. Hervir durante 5 minutos con la olla abierta
  4. Cerrar la olla y cocinar durante hora y media a
  5. Después, dejar evaporar lentamente

Esta es una receta muy energética, y si no estás acostumbrado a este tipo de desayunos, solo es cuestión de tiempo. Con hacerlo un par de semanas, tu cuerpo se levantará con ganas de tomar esa crema y empezar el día con vitalidad.


Crema probiótica de trigo sarraceno

Crema super saludable e ideal para eso días fríos. Nos llenará de energía y eleva la libido.

INGREDIENTES:

  • 1 taza de trigo sarraceno
  • 5 tazas de agua
  • 1 cucharada de semillas de calabaza
  • 1 cucharada de pasta de umeboshi
  • 2 centímetros de alga kombu

PREPARACIÓN:

  • Lavamos las semillas de trigo sarraceno y dejamos secar
  • Lo tostamos en una sartén
  • En una cacerola ponemos el trigo sarraceno, el agua y el kombu
  • Hervimos y tapamos cuando esté en ebullición
  • Dejamos cocer durante 40 minutos sobre una placa difusora
  • Por otro lado, tostamos las semillas de calabaza
  • Una vez preparada la crema de trigo sarraceno, lo juntamos con las semillas y la pasta de umeboshi y estará listo para comer

Esta receta la podemos en más cantidad y guardar en la nevera hasta 3 días.

😋 Crea tu propio desayuno macrobiótico con estos alimentos

Si no estamos habituados a realizar comidas macrobióticos y estamos empezando, podemos empezar por cambiar algunos de los alimentos que ya tomamos por otros más saludables. De esta manera nos será más fácil cambiar de hábitos alimenticios si lo hacemos poco a poco o no tenemos muy claro que comer y que no.

Estas son algunas de las opciones que podríamos usar para sustituir unos por otros:

  • Leche de vaca –> Leche de almendras/arroz/avena…
  • Pan blanco –> pan integral de masa madre (y si puede ser con harina ecológica)
  • Huevos o embutidos –> tofu, seitan…
  • Quesos –> Queso de tofu
  • Foie-gras –> Paté de champiñones, miso, tempeh…
  • Chocolate –> Mantequilla de avellanas
  • Yogures lácticos –> yogures de soja
  • Mantequillas –> mantequilla de almendra o cacahuete
  • Galletas o bollos –> Galletas integrales sin azúcar, galletas de arroz…
  • Miel –> Miel de arroz, concentrado de manzana…

Estas son solo algunas de las opciones por las que puedes sustituir los alimentos que suelen ser más habituales en un desayuno tradicional.

Pueden compartir con nosotros sus propio desayunos macrobióticos o incluso sus propias recetas con el resto de usuarios y poder así compartir nuevas ideas entre todos. Os esperamos en los comentarios 🙂

Otas recetas de desayuno que te pueden interesar:

¡Feliz desayuno!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario